Desodorante casero

Con la llegada del verano se me ocurrió por fin hacer un desodorante casero, creo que es el mejor momento de poner a prueba esta receta, ya que si aguanta el verano en Hermosillo, lo aguanta todo.

A pesar de que ya tengo rato usando aceites esenciales, no me había animado a prepararlo, por lo mismo que hace mucho calor y porque había probado otros naturales y no me funcionaron.

desodorante3.jpg

El objetivo de usar desodorante es que NO HUELAS MAL, no es un antitranspirante, por lo que sí vas a sudar, pero está bien, de eso se trata, es la manera en que el cuerpo regula su temperatura, libera toxinas y mantiene el ph de la piel.

Siendo del desierto, está difícil decidir dejar el desodorante que te mantiene oliendo bonito y sin sudar. Pero creo que es importante ir tomando conciencia de los productos que usamos, y si podemos reemplazarlo por algo más natural, adelante.

Mi intención es contarles que sí se puede ir cambiando poco a poco, un producto a la vez, a mi todavía me faltan algunos, pero ahí la llevo, cada quien su camino, nunca te compares con nadie.

Los ingredientes

Este desodorante lleva 4 ingredientes muy fáciles de conseguir:

  • Bicarbonato de sodio, ayuda a regular el ph de la piel, por lo cual va a controlar a las bacterias que dan el mal olor.
  • Fécula/almidón de maíz, ayuda a absorber la humedad.
  • Aceite de coco, ayuda a matar bacterias e hidratar la piel.
  • Aceites esenciales, no pueden faltar para el  buen olor, calmar la piel y por sus propiedades antibacteriales.

desodorante2.jpg

Mi experiencia

La aplicación es con los dedos, lo cual es un buen pretexto para revisar el área de que no haya bolitas o algo anormal, con muy poco es suficiente y es necesario aplicar en tooodoo el área del áxila, no queda grasoso, luego luego se queda en seco y no se siente incómodo.

El primer día que lo puse a prueba, me perdí dando unas vueltas, hacía mucha humedad y no traía a/c en el carro, cuando llegué a mi casa, muy finamente revisé si apestaba, y oh sorpresa, NO APESTABA, pero por si acaso me puse un poco más antes de irme a trabajar.

Hubo otros días que de plano si sentí que ya empezaba oler, pero como siempre traigo un aceite esencial en la bolsa, me fui al baño y apliqué un poco para controlar el olor.

Siempre sudé, pero recordemos, eso está bien, de hecho se siente raro cuando empiezas a sudar pero una vez que llegaba a un lugar fresco, todo bien.

Después de 2 semanas usándolo, mis axilas pasaron por un proceso de desintoxicación, el fin de semana que me fui a la playa, les voy a confesar que se me olvidó ponérmelo un día y yo estaba tirada en la playa, y la verdad es que no olía TAN mal, creo que todo fue gracias al desodorante, porque ha estado regulando mi ph en vez de tapar los poros.

Sobre si mancha o no la ropa, la verdad no he notado algo muy escándaloso, pero seguiré al pendiente, y si sí, no hay nada que el vinagre blanco no quite jajaja.

En conclusión, sí funciona, la cosa está en que seas paciente y te des la oportunidad de probarlo.

desodorante4 (1).jpg

Desodorante casero

Ingredientes

  • 1 cda de fécula de maíz
  • 1 cda de bicarbonato de sodio
  • 1 1/2 cda de aceite de coco extra virgen
  • 2 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 2 gotas de mezcla de aceites esenciales Purification

Procedimiento

  1. Mezclar todos los ingredientes en un frasco de vidrio y mantener en un lugar fresco.
  2. Aplicar una cantidad del tamaño de un chícharo en todo el área del axila.
  3. Se puede volver aplicar durante el día de ser necesario.

desodorante5.jpg

Espero que lo pongan a prueba y me cuentan ¡qué tal!. Los aceites esenciales se pueden ir variando de acuerdo a los que tengas en mano.

Hasta la próxima.

#ladelacadenita

 

 

 

Deja un comentario