Pudín de chía

Blogtober día 10.

Esta receta tenía mucho tiempo queriéndola compartir, pero nunca lo hice porque no es fácil hacer que el pudín de chía se vea bonito. Pero blogtober me ha relajado y hoy se los comparto con la mejor foto que pude sacar, créanme que está más rico de lo que se ve.

En los últimos días no he dejado de hablar del pudín de chía, y es que se me hace un desayuno o snack súper fácil y delicioso.

¿Por qué comer chía? porque es fuente de fibra, proteína y grasa, lo que significa que aunque no parezca este desayuno o snack te va a controlar el hambre y aportar lo mejor de lo mejor.

La primera vez que lo hice, fue hidratando la chía con agua, pero no me convenció mucho; luego lo intenté con yogurt blanco sin azúcar o kéfir de leche, y entonces ya me volví fan.

Las combinaciones son infinitas, así como con las avenas de sabores, y es una muy buena opción para esos días en los que no hay tiempo de desayunar, porque no desayunar NUNCA es opción eh :).

Pudín de chía

Porciones: 2

Ingredientes

Para el pudín

  • 4 cdas de chía
  • 3/4 taza de yogurt blanco sin azúcar o kéfir de leche
  • Un chorrito de leche de coco (opcional)
  • endulzante favorito al gusto (a veces uso stevia)

De toppings

  • 1/2 de taza de frambuesas machacadas
  • 2 cdas de coco sin azúcar
  • un poco de canela

Procedimiento

  • En un frasco de vidrio, agregar todos los ingredientes del pudín y revolver muy bien. Dejar reposar mínimo 5 horas hasta que la chía se hidrate completamente.
  • Ya que está listo, servir en 2 platos, agregar los toppings, revolver y disfrutar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Se nota que acabo de descubrir las frambuesas? ¡a todo se las pongo!, no sé porque las había ignorado todo este tiempo, o sea si me acordaba que me gustaban pero ahorita las amo mucho.

Este pudín es una buena opción para los lunes sin carne, ¿ya vieron que he puesto dos lunes completos de lo que como? Si no, aquí están, lunes 1 y el lunes 2; por si ocupan algunas ideas :).

Hasta la próxima.

#ladelacadenita

 

 

 

 

Deja un comentario